abril 24, 2014

AÑO CERO – FE

La querida y respetada banda argentina Año Cero, que celebra doce años de existencia recorriendo incontables kilómetros a lo largo y ancho de América, presenta el álbum Fe, reflejo de un proceso en el que han buscado Siempre Más, como indica el título de su álbum anterior. Cuatro años debieron pasar para lograr este cuarto álbum, una nueva colección de 12 temas, subiendo una muesca el nivel rockero y capturando de manera más fidedigna su reconocido sonido de banda en vivo.

Parte de la magia acústica se logró experimentando con diversas guitarras, efectos, amplificadores y gabinetes, grabando y mezclando en el estudio Panda de Argentina, y masterizando el producto final en Reveal Sound de Londres. Por supuesto que el ingrediente fundamental, los músicos, han aportado su importante cuota al excelente resultado, colaborando sólidamente tanto en composición como interpretación. El sobresaliente resultado nuevamente es distribuido por ReyVol Records.

Durante los primeros 14 segundos del álbum Fe, sólo notas de piano y armónicos de guitarra establecen el ritmo de la poderosa balada “Estarás Ahí”, que además es el primer sencillo del disco. Después de eso se aprecia con fuerza la pared de guitarras característica de la influencia británica pretendida por la banda para esta nueva producción, iniciativa que entusiasmaba desde hace tiempo al guitarristaMaxi Bongarrá.

Eléctrica y acústica establecen la atmósfera para “Tu Amor”, con tenues notas de piano entre los arreglos. Destacada línea de bajo (Sebastián Olguín) y ágiles ataques de batería (Ariel Pérez) proporcionan energía extra a una segunda balada con más potencia y un estribillo pegadizo.

La acelerada explosión rockera llega en la tercera pista con “Disfrutar”, un llamado de atención a despertar y darnos cuenta de lo que está mal para elegir lo bueno. El agresivo trabajo de guitarras y la potente voz de Cristian Sanchis en tonos agudos enfatizan la urgencia del mensaje, convirtiendo a la canción en segura favorita para presentaciones en vivo.

Con un ritmo sólo un poco más lento, “Hoja en Blanco” nos regresa al inicio de las cosas, con interesante trabajo de composición en letra y música. Poesía que claramente habla de Jesucristo sin mencionarlo por nombre y melodía que se debate entre la tónica mayor y acordes menores, aportando variedad tonal y estructural al tema musical.

Sintonía Fina” llama la atención por incluir el uso de un clásico efecto vocal Pop y al mismo tiempo terminar con un rockero solo de guitarra, todo acompañado nuevamente de guitarras que se multiplican, sólida base de batería y marcada línea de bajo.

La tensión se acumula al inicio de “Una Vida Mejor”, sólo con rasgueos de guitarras con overdrive, para invitar a la banda completa después de 90 segundos. Más libre y etérea, “El Precio” parece la más clara representante del Rock/Pop argento hasta el momento, raíces sólo delatadas por la pronunciación de algunas palabras en las pistas anteriores.

Me Hizo Ver” rescata algunas secuencias de acordes y algunas inflexiones melódicas ya esperables de Año Cero, situación salvada por el maquillaje de algunos arreglos, que finalmente hacen que la canción funcione, principalmente como tema de alabanza. En cambio “100 Días” es un poco más ágil y versátil, con un mensaje de esperanza de cambio a través de la cruz y un estribillo fácilmente coreable, además de las potentes guitarras que resaltan más — solo rockero incluido — al final.

La pista del título está hecha para saltar y bailar en vivo. “Fe” es rockanrolera de principio a fin, con destacado trabajo de batería además de las consabidas guitarras. La letra hace un paralelo entre tratar de salir de los aprietos controlando la situación a través de lo que vemos, o ejercer la fe y creer en la guía del Maestro. Sencillamente genial.

Dónde Ir”, después de afirmar con energía y firmeza una declaración de fe en tiempos de duda, incluye un minuto y medio de pista extra, sólo con piano siguiendo la estructura del tema, con carácter algo más melancólico. Y finalmente es también el piano el que introduce y se adueña de “Yo Te Vi”, donde poco y nada figuran las guitarras y son los sonidos de violines los que predominan.

Luego de 49 minutos de girar el disco Fe, queda la satisfacción de disfrutar un disco vibrante, distintivamente de la banda Año Cero que conocemos y hemos llegado a apreciar, pero con elementos novedosos y un registro discográfico que representa mejor el nivel de potencia rockera que son capaces de producir en vivo.

Un puñado de canciones destacan lo suficiente como para asegurar la permanencia de sencillos rotando en radio por largo tiempo, con letras transversales que podrían funcionar con igual efectividad en cualquier escenario o mercado discográfico. El mejor álbum de Año Cero hasta la fecha, de todas maneras y en todos los sentidos.

Aquí Puedes Chatear

Etiquetas del artículo

Related Posts